Pintada junto a la sede del PCE en Madrid: “Viva la lucha armada palestina”.

Justifica y promueve actos de terrorismo y violencia como el del 7 de octubre.