Un ciudadano israelí que paseaba por el barrio gótico de Barcelona fue agredido por varios individuos árabes que le identificaron como judío al llevar kipá. Le propinaron puñetazos en la cara, intentó protegerse mientras le gritaban “fuck Israel”.

Según el mensaje publicado en X: “Fui atacado ayer por un grupo de árabes en Barcelona, ​​mientras la mayoría me maldecía a mí y a Israel porque vieron la kipá, alguien se acercó por detrás y me golpeó en la cabeza, logré tomar una foto del atacante. y sus amigos antes de que me quitaran el teléfono de las manos. Vino la policía, estuve en el hospital y estoy bien, pagarán por este asalto, ya están trabajando en ello”.