Ratificación de la sentencia a “Blood and Honour”

El Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia dictada en julio del 2010 por la Audiencia Provincial de Madrid, que condenaba a 14 de los 18 miembros de la organización neonazi ‘Blood and Honour España’, a penas de entre uno y tres años de prisión.

Según la sentencia del Tribunal Supremo, la facción española de la asociación neonazi deberá disolverse, por defender la promoción de la violencia y el odio contra grupos considerados inferiores dentro de la sociedad. El Tribunal también ha considerado que la difusión por parte de ‘Blood and Honour’ de la ideología nacionalsocialista, con la intención de recuperar la Europa de Adolf Hitler, es un delito probado.

Enlaces:

Read More

Pedro Varela ingresa en prisión

Pedro Varela, dueño de la Librería Europa en Barcelona, ha ingresado en el centro penitenciario de Lladoners donde cumplirá una pena de 15 meses por delito de difusión de ideas que justifican el genocidio tras haberle sido denegada la suspensión de la pena a petición del Servicio de Delitos de Odio y Discriminación de la Fiscalía de Barcelona.

Este es el primer caso en España de ingreso efectivo en prisión por delitos de esta naturaleza.

En la sentencia se declaró probado que por medio de la Librería Europa y de la Editorial Ojeda, Pedro Varela se ha dedicado a vender y a difundir de forma habitual y continuada, tanto en la sede física de la librería como a través de catálogos enviados por correo postal y a través de las páginas web y por correos electrónicos libros y publicaciones que enaltecen y justifican el genocidio cometido por el III Reich de Hitler contra el pueblo judío y otras minorías así como publicaciones que menosprecian a otras razas o etnias, mujeres, homosexuales y personas con discapacidad. En dichos libros y a título de ejemplo se contenían afirmaciones del siguiente tenor:

– “la mezcla de sangre y, por consiguiente, la decadencia racial son las únicas causas de la desaparición de viejas culturas»

– “el judío fue siempre un parásito en el organismo nacional de otros pueblos, y si alguna vez abandonó su campo de actividad, no fue por voluntad propia, sino como un resultado de la expulsión que de tiempo en tiempo sufriera de aquellos pueblos de cuya hospitalidad había abusado. Propagarse es una característica típica de todos los parásitos, y es así como el judío busca siempre un nuevo campo de nutrición”

– “la cría y la depuación de la raza fue la religión auténtica de Hitler y debería de serlo de Europa entera y de todos los países blancos; esta es una labor para el futuro, esto es un ideal”

Read More

La Audiencia Nacional investigará la violencia de los grupos neonazis

El Supremo equipara a los ‘ultras’ con antisistemas y ‘kale borroka’ – Ordena al tribunal encargarse del caso contra Falange y Tradición por terrorismo urbano
Grupos anarquistas y antisistema, sí. Actos violentos de extrema derecha, no. La Audiencia Nacional se ha negado sistemáticamente a investigar los atentados de organizaciones ultras, pero acepta de buena gana las denuncias por acciones de elementos de extrema izquierda. El Supremo ha puesto fin a esa incongruencia y ha obligado al juez Ismael Moreno a instruir los ataques del grupo Falange y Tradición contra monumentos y símbolos antifascistas y nacionalistas en Navarra.
La decisión del Supremo supone una victoria de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que lleva más de un año dando la batalla para que este tipo de casos se queden en este tribunal y no acaben en los juzgados territoriales. Su máximo responsable, Javier Zaragoza, nombró el 10 de septiembre de 2009 al fiscal Daniel Campos como coordinador para la investigación de las bandas y grupos organizados de carácter neonazi, pero hasta el momento solo ha encontrado reticencias por parte delos jueces. Ahora, asuntos como el asesinato del antifascista Carlos Palomino por un ultraderechista o el caso del grupo neonazi Blood and Honour podrían recaer en este tribunal si se demuestra el carácter subversivo de esas bandas.
Nada más ser nombrado, Campos defendió que el juzgado de Instrucción 2, el que dirige Ismael Moreno, se encargara del caso de Falange y Tradición. Sus miembros destrozaron en 2008 y 2009 varias placas de homenaje a víctimas de Franco, y profanaron símbolos de recuerdo en varios cementerios. También amenazaron a concejales nacionalistas con pintadas del tipo “ahora os vigilamos, mañana os mataremos” o “mira debajo”. En tres herriko tabernas de Pamplona dejaron pintadas que decían “viva Cristo rey, Falange os vigila”, y al registrar sus domicilios se encontraron palos, tirachinas, machetes y pistolas de balines.
El juez Moreno -que había recibido el caso de un juzgado de Pamplona que entendió que era competencia de la Audiencia- rechazó el caso. En su resolución argumentaba que los actos de estos ultras no tenían “el fin de subvertir el orden constitucional o alterar gravemente la paz social”, a pesar de que, en sus manifiestos, además de reivindicar sus acciones, declaraban que su objetivo era “la instauración en España de un régimen político verdaderamente cristiano y nacional”.
La negativa de ambos juzgados la ha resuelto ahora la Sala de lo Penal del Supremo, que da la razón al fiscal y confirma que Moreno debe hacerse cargo del asunto. Los magistrados Carlos Granados, Perfecto Andrés Ibáñez y José Manuel Maza entienden que los daños y amenazas de Falange y Tradición constituyen “en principio” un delito de “terrorismo urbano”, incluido entre los que corresponde juzgar a la Audiencia. Según el Supremo, este terrorismo callejero no es sólo patrimonio de radicales abertzales o ultraizquierdistas, sino también de los neonazis.
Fuente: El País – Manuel Altozano – Madrid – 03/10/2010

Read More